BELAGUA

Centro de Psicología

 APRENDE A CONTROLAR TUS EMOCIONES

Las personas que padecen el denominado "trastorno límite de la personalidad" se caracteriza por seguir un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la afectividad; por una extrema impulsividad. Su mayor inestabilidad le viene de la obsesión por la posibilidad del abandono, el rechazo y la soledad.

Desde la terapia cognitivo conductual emocional, lo que tratamos de manejar en el paciente es su extrema tendencia a personalizar, elaboramos un criterio de modificación de creencias erróneas sobre el mundo que les rodea. Si partimos de que todos conocemos el mundo a partir de nuestra interpretación personal, heredada a partir de nuestra cultura, nuestros padres, nuestros hábitos y nuestra experiencia; en el caso del TLP podemos trabajar en su mejora a partir de la modificación de sus criterios de juicio sobre las cosas, las personas y las circunstancias que les rodean. La interpretación que hagamos de nuestro entorno va a definir nuestras creencias sobre él, nuestro futuro y la visión parcial sobre el universo que nos rodea.

El trabajo personal acompañado por el terapeuta se centrará, muy especialmente, en el autocontrol, la racionalización, el distanciamiento y dominio de las emociones y el desarrollo de la capacidad de autoconocimiento y evaluación equilibrada y objetiva de la realidad.  

El TPL es un trastorno que subyace en las primeras fases de descontrol de las emociones y una expresión extrema de las mismas. Si se detecta a tiempo y se trabaja psicológicamente puede ser manejado por el paciente y tenerlo bajo control.

Sus características son:

Miedo al abandono, idealización y desvalorización de los demás con extrema facilidad. Perdida de autoestima acusada, descontrol de impulsos, intentos o deseos suicidad, irritabilidad y disforia, ira intensa descontrolada y a veces, paranoia transitoria.

Tratamiento psicológico:

- Aceptación y validación de la propia personalidad.

- Búsqueda de los pensamientos distorsionados que dificultan la superación de la disfunción.

- Manejo de los proceso dialécticos adecuados.

- Y búsqueda de un equilibrio entre la aceptación personal y la necesidad de cambio de perspectiva social y vital.

Técnicas:

- Enseñar habilidades de regulación de emociones.

- Desarrollo de habilidades interpersonales afectivas.

- Tolerancia al malestar y manejo de la desregulación emocional.

- Técnicas de realismo y reintegración social.  

Tipo de terapia adecuada:

   Partimos de la terapia cognitivo conductual emocional y la complementamos con una teoría dialéctica bio-social, que consiste en comprender los procesos de transformación de la propia evolución psicológica de la personalidad y de las interrelaciones sociales, a través del diálogo y de una relación de persuasión.

  Entendemos que la principal causa del TPL es la desregulación emocional, por ello trabajaremos las técnicas de control de las emociones, a partir de las técnicas correspondientes.

  La vulnerabilidad emocional se define como:

- La muy alta sensibilidad a estímulos emocionales.

- Una respuesta muy intensa a estos estímulos emocionales.

- Un retorno lento a la calma,  que tenía que haber desparecido al alejarse el elemento estresor.

Y la modulación de las emociones es:

- La habilidad de inhibir la conducta inapropiada en relación con las emociones.

- La capacidad de organizarse uno mismo para una acción coordinada en la búsqueda de una objetivo propio.

- Calmarse por uno mismo cualquier actividad fisiológica inducida por una fuerte emoción.

- Capacidad de hacer cálculos realistas de las consecuencias de las situaciones conflictivas.

- Y, por último, tener la fuerza de voluntad necesaria para concentrar la atención en presencia de una emoción fuerte.

       También tenemos que tener en cuenta y trabajarlo con la familia, el factor determinante de "ambiente invalidante" que se muestra insensible o de manera incomprensible frente a la experiencia privada del paciente, provocando con ello un apego relacional inadecuado.